map loading...

Saturday, 1 March 2008

DIA 119-121 - A las puertas del Tibet / Landslide Road

SuperP Azules

Tibet Dia 0. "A las puertas del Tibet"

Caseta - Yanjing Dd = 63 Km Dt = 5154 Km

Las verticales paredes pardo-rojizas encajonan las verdes esmeralda aguas del Mekong. El viento se para, el silencio se calla, la humedad se seca. Tierra dura y hostil de corazon y piel de roca donde pocas criaturas osan a vivir. Serpenteamos por un camino ganado a la roca que parece dirigirnos a las mismas puertas de Mordor, nos lleva en cambio a las puertas el Tibet.



Tibet Dia 1. "Welcome to Tibet"

Yanjing - Casa helada Dd = 59.8 Km Dt = 5214 Km AlturaMax = 4400m

A las 5am ataca el despertador. Ayer lo hizo a las 7 am y nosotros, atrincherados en los sacos de dormir nos batimos durantes horas hasta que capitulamos ante su metodico y programado ataque. Hoy es distinto. Sin vacilar ni ofrecer resistencia salimos de nuestro escondite de debajo de la carretera desde donde la noche anterior estudiamos el plan de hoy. Crestas nevadas se recortan en un firmamento estrellado, la calida noche observa nuestras sombras que iluminadas por un cuarto de luna menguante se dirigen lentas pero seguras por un pedregroso camino hacia el primer control policial.
Aparece tras una curva. La barrera es malamente iluminada por una bombilla que cuelga en la pared de la caseta policial. En contra de lo esperado una de las ventanas de la caseta, la mas cercana a la bombilla, tiene la luz encendida. Cruzamos sin un suspiro y en cuanto nos encontramos al otro lado un gallo canta al amanecer. Se nos esta haciendo tarde y todavia tenemos que cruzar el pueblo y alcanzar el segundo control que se encuentra 3 Km mas alla. Ladridos, ojos que brillan en la noche, linternas que vacilan y un coche que se acerca tras nosotros aceleran nuestros pasos y nuestras pulsaciones. No nos gustaria caer en el primer dia. Las luces se acercan mas y mas, mas y mas, ya no hay escapatoria... tan solo un camioneta de currantes.
Las luces de las casas se encienden y las estrellas se apagan. Una cae dejando una estela dorada y se estrella contra la nieve. Le pedimos un deseo y aparece la segunda barrera. Cruzamos rapido y ruedas para que os quiero! Bajada, subida y una vez tierra de por medio revuelto de setas y ajos tiernos sera nuestro primer desayuno en el Tibet. Llenos de energia atacamos nuestro segundo puerto de 4000m sobre camino de tierra y roca. Despacio pero a buen ritmo vamos dejando el Mekong (2600m) y sobrevolamos las enormes blancas casas tibetanas de un valle escondido.
Ya vemos el paso, ya no queda mucho. El camino empieza a alternar entre hielo y nieve, que no dificultan en exceso, y barro que si lo hace. Agonizamos lo 10 ultimos kilometros, William para a sacar el barro que bloquea las ruedas cada cinco minutos, yo cada diez. Por fin a las 7pm, tras ocho horas de pedaleo y la friolera de 57 kilometros recorridos llegamos a la cima del puerto. Nos tiramos cuesta abajo y en los primeros cien metros de frenada el hielo de las llantas devora casi por completo mis 4 nuevas zapatas. Las traseras de William corren la misma suerte, las delanteras se libran, el freno se ha congelado en un amasijo de hielo y barro que no hay palo ni piedra ni mala ostia que lo descongele.
Con frenos precarios seguimos lanzados hacia abajo sobre hielo, nieve y piedra. La suerte se pone de nuestro lado y encontramos una casa abandonada en medio del hielo. Y esto es solo el primer dia. Bienvenidos al Tibet!


Tibet Dia 2. "Bloody stone field"
Casa abandonada - Markan Dd = 57.3 Km Dt = 5271 Km AltMax = 4200 m

Dormimos hasta tarde. Esta vez fuimos nosotros quien gano la batalla. La mañana se fue hirviendo agua para fundir el barro helado que unia frenos, ruedas y guardabarros en un solo bloque de piedra. Las ruedas volvieron a rodar y los frenos a frenar. Pedaleando sobre un camino sembrado de piedras a punto de cosecha seguimos disfrutando de las hermosas casas tibetanas con sus detalles multicoleres bajo el tejado y alrededor de las ventanas. No dejaran de maravillarnos durante muchos dias.



Super P Naranjas


Sichuan. Dias 0 - 1. "Landslide Road"
Dequin - Lijiang

It was cold and too early to be moving about, especially to be doing something as uneventful as taking a bus.

The bus did not leave at six as we were told. We waited in the dark dreaming of the sleep we were missing and waiting for any sign of life. The light in the station flickered on and we were informed that the bus was rescheduled for seven. Relieved and annoyed we configured our bikes on to the bus, amongst bags of rice, boxes of veggies, dogs, chickens... The bus did not leave at seven, but sputtered out of the station closer to eight (rural bus rule number one: Wait until all the seats are filled).

We bounced out of town and along the windy road. I gazed out the window to the world around, Snow mountain (7000m), with her shear jagged edge cutting through the morning fog, the most isolated villages nestled on impossible ridges, valleys that fell into oblivion, I watched in awe.

The combination of second hand smoke, awe inspiring views, bone jarring curves, all combined to give the man in front of me a good excuse for the next series of events. Window open, head out, breath, heave, breath, heave, etc... I watched only to see the discolor of his face. I closed my eyes and let him do what he needed to.

The lack of sleep and the purr of the motor caught me and pulled me into unconsciousness. When I woke up i was unaware of the time that passed. Could we be there already? The bus was stopped. People were exiting the bus. Where is Diego? He was there next to me, not much time had passed, we were not there yet, there was a problem.

The road was bocked by a huge land slide that had happened moments ago. We were told to wait, that a machine would come to clear it. We waited, two hours, nothing. We were told that no machine would come, instead, a group of small slender locals with wide strides tools in hand.

Slowly and continually they picked and pulled and preyed and dislodged the pebbles, stones and boulders. When there was nothing left to do by strength the resorted to plan B: TNT. Every man, child, bus and car pulled back a good 500m to watch the explosion. Then back to work. Slowly slowly the way was cleared.

It was almost four when we finally pulled past the slide and continued the journey to our next destination.Only as soon as we started, we were stopped again, met with another land slide and left only with manpower to clear it. Luckily, we missed the most exciting part of the clearing and were back on the road in no time.

We thought we would arrive in Lijaian that evening. At nine we pulled into the bus terminal. It was strangely like no place we had been and of course it was no place that we had been before. The journey would take two days with the delays of the day. We had another six hours ahead of us to arrive at Lijaian. They told us that tomorrow the bus will leaves at eight. Could they be telling us thee truth?

We stumbled up the hill to the closed hotel, crawled into bed and set the alarm.





Sichuan. Dia 2. "Tropical cobblestones"
Lijiang - Ninglang Dd = 61 Km Dt = 4951 Km

Tras la intensa experiencia en el transporte publico chino, la emocion invadia nuestros cuerpos por volver a rodar sobre nuestras bicicletas, sobre todo porque tocaba una cuesta abajo de las que hacen aficion. La carretera se precitaba vertiginosamente hacia el fondo del valle, serpenteando alegremente por la ladera que baja hasta las aguas bravas del rio Yalong.
Los primeros 20 km de bajada fueron un juego divertido donde aceleras con ayuda de la gravedad, frenas, tumbas y curva a derecha, vuelves a acelerar, frenar y ahora a la izquierda... sin un solo coche, solo el asfalto las curvas y la bicicleta.
Pero el gozo se cayo al pozo de un adoquinazo. El asfalto se transformo en adoquines, y nuestros culos y muñecas sufrian la falta de amortiguadores de nuestros vehiculos.
El calor era una sensacion olvidada desde que hacia unas semanas habiamos ganado altura, y ahora que la ibamos perdiendo empezabamos a sentir la temperatura subir. El fondo del valle nos devuelve a la latitud tropical en la que estamos, a las palmeritas y las plataneras, y nuestras piernas empiezan a moverse a ritmo tropical cuando al cruzar el rio cambia el sentido de la gravedad en la carretera, como dice el refran todo lo que sube baja, y viceversa. Pero lo que no cambian son los adoquines.
Cuesta arriba, esforzandote en cada pedaleada, con miedo de que en el proximo tornillo que se me caiga de la bici se vaya a desmontar, y mas concentrando en buscar tres centimetros sin adoquines que en el pedaleo.
Nos adelanta una camioneta que se detiene unos metros mas adelante. Salen dos chinos y una china que empiezan a hablar entre ellos, a señalar las bicicletas y la carretera que se pierde arriba en la montaña. Efectivamente, coincidimos con ellos en que pedalear por aqui no mola... Seguidamente señalan bicicletas y camioneta, nos miramos, no hace falta que repitan hemos entendido a la primera, Rose y yo coincidimos en que nos encantaria subir este puerto al que le quedan 20 km, pero es que con estos adoquines no tiene sentido pedalear y lo unico que vamos a conseguir es una averia en las bicis...
Entre baches, canciones y bailes pasamos el puerto y llegamos a Ninglang. Ella, miembro del partido comunista y camionera de profesion, nos llevo hasta un hotelucho. El lider del grupo se acerco hasta mi y mi susurro al oido varias frases en chino. Asenti con la cabeza a lo que yo traduje como: 'Quedate aqui que yo pillo las habitaciones, que con esa cara pardillo te la van a meter doblada' . Despues de acomodarnos nos vamos a cenar todos juntos, y descubrimos dos cosas que cualquier cena china que se precie de tener. Uno, mucha mas comida de la que puedes comer, incluso de la que puedes poner en la mesa. Dos, la cenas es solo la excusa para ir a beber cerveza, eso si, a chupitos! las reglas son sencillas, si bebe uno beben todos, y no vale dejar nada en el vaso. El graciosete del grupo no para enseñarme orgulloso una y otra vez el vaso vacio. El ritmo es frenetico, no hay tiempo para comer y yo estoy desentrenado, empiezo sentir chispitas y que se me lengua la traba... quien me habia dicho que los chinos se emborrachaban enseguida!!! empiezo a sospechar que son tibetanos... No contemplo la retirada, pero como esta cena no acabe pronto el ejercito rojo va a acabar conmigo. De pronto aparece un actor inesperado, el cocinero, que nos dice que si no tenemos casa, que son las 11 la noche y se quiere ir a dormir. Como colegas de toda la vida volvemos al hotel mientras les intento enseñar ese clasico... 'Anda chava chuve chive otro vacho de chevecha que se chuve a la cavecha....'




6 comments:

Anonymous said...

Ánimo zagales!!! y tened cuidado por esas tierras, que según la tele, están las cosas chungas por allí con los chinos. Essse Angel campeón!!!!
Fdo_ El Rutas.

dom said...

toma, ya pedazo de aventura, dos grupos,dos colores,dos rutas cuatro bicis y muchas dificultades, componen esta nueva etapa de SUPERPEDALETOS....
ke bueno chicos, me alegra saber k lo estis pasando de lujo. sufriendo como cabrones,pero con su recompensa diaria.
me encanta la manera en k la gente se abre a vosotros ayudandos y demas.
ala a pasarlo mu bien.
ah, este es el blog de unos amigos k han estado por china y ahora andan por thailand laos y demas.
zapatillasinfrontera.blogspot.com.
un saludal nos vemos.

Anonymous said...

No sé qué me sorprende más, si vuestras aventuras o que consigáis una conexión a Internet para contarlas.

Pero la verdad es que me alegra un montón saber cosas de vosotros.

Un abrazo

VICTOR

Anonymous said...

?Entonthes? But we know you are in Nepal. Tibet is far away and the tibetans are all in Paris throwing rocks. So how far have you got really? Are you in India yet?
Richard

Sleepyhead said...

Hey. Found your blog from the history in the browser in the internet cafe here in Kathmandu.

Just wondering which service you use to create your map. I am looking for something similar for my blog.

Thank you,
Espen Antonsen

Anonymous said...

Gracias superpedalet@s por seguir creando suspense en vuestras aventuras, y más gracias por empezar a contarlas. Seguir disfrutando y haciendonos disfrutar.

Abrazos para tod@s